Blog La Función Que Sale Mal: 10 cosas que salieron mal en la historia de los Oscars - LA FUNCIÓN QUE SALE MAL

"¡LA COMEDIA MÁS DIVERTIDA JAMÁS VISTA EN BROADWAY!"
Vaya al Contenido
10 cosas que salieron mal en la historia de los Oscars

Incluso en la élite de la interpretación y de las galas, a veces, las cosas salen mal… A nosotros nos gusta tomárnoslo todo con humor, así que vamos a reírnos (por no llorar) de los diez momentos de los Oscars en las que las cosas salieron mal.

1934
Frank Capra y Frank Lloyd estaban ambos nominados a Mejor Director ese año, y en la entrega del premio, el presentador Will Rogers anunció al ganador nombrándolo solo como “Frank”. Capra subió al escenario a recoger la estatuilla pero pronto la verdad salió a la luz: el verdadero ganador era Frank Lloyd. Lo de Capra es autoconfianza y lo demás son tonterías.

1938
Alice Brady, ganadora del Oscar a Mejor Actriz de Reparto, no pudo recoger su premio en persona a causa de una rotura de tobillo, así que un hombre subió al escenario en su lugar. Por desgracia, ni Brady ni nadie de su equipo sabía quién era ese hombre, así que finalmente tuvieron que darle otro Oscar para remplazar el desaparecido. Nada como actuar normal para pasar desapercibido y acabar decorando la estantería del salón con un Oscar ajeno.

1964
Sammy Davis Jr., encargado de entregar el Oscar a Mejor Orquestación de música, anunció como ganador a John Addison, que ni siquiera estaba nominado en esa categoría.  Tras la confusión, aclararon que el verdadero ganador del Oscar a Mejor Orquestación era “Irma la Douce” y que, por otro lado, Addison en realidad se había llevado el Oscar a Mejor Banda Sonora, categoría en la que (obviamente) sí estaba nominado.


1985
Incluso el mejor actor del mundo puede equivocarse durante la gala de los Oscar. Laurence Olivier, encargado de presentar el premio a Mejor Película, se olvidó de leer los nombres de los nominados y fue directamente a anunciar que “Amadeus” era el ganador. Al grano, que luego hay barra libre.


2013
Jennifer Lawrence subió al escenario para recoger su premio a Mejor Actriz por “Silver Linings Playbook”, calculó mal el escalón y… al suelo. En esta misma situación, cualquiera de nosotros se hubiera levantado con la cabeza bien alta y sin mirar alrededor (por eso de que “si no les miro, a lo mejor no me ven”), y hubiera seguido caminando, con rodilla sangrando incluida, en un intento desesperado de salir del lugar con la poca dignidad que nos hubiera quedado. Pero, claro, esto son los Oscars, cualquiera sale por la puerta de atrás sin que le vean. Resultado: el momento más comentado de la noche.


2014
Probablemente recordéis la canción “Let it Go”, de Frozen, interpretada por Idina Menzel. Pues bien, cuando John Travolta tuvo que pronunciar el nombre de la artista, no fue capaz. Algo así como “Adele Dazeem” fue lo que pronunció. Vamos, que no atinó ni con el nombre, ni con el apellido. Eso sí, al año siguiente, Idina se vengó presentándole como “Glom Gazingo”.


2016
Sam Smith ganó el Oscar a Mejor Canción Original por “Writing’s on the Wall”, de la película “Spectre” y dijo que era el primer hombre abiertamente gay que ganaba un Oscar. No sabemos si Elton John y Dustin Lance Black tienen algo que decir al respecto…


2017
Probablemente el momento más “tierra trágame” de la historia de los Oscar. El presentador Faye Dunaway leyó el título equivocado a la hora de entregar el premio a Mejor Película y, solo después de que Ryan Goslin y Emma Stone subieran al escenario a recogerlo, se dio cuenta de que, en realidad, la película ganadora era “Moonlight” no “La la Land”. Por lo visto, alguien le había dado el sobre equivocado… Un “alguien” más a la cola del paro.


2017
En la sección “In Memoriam”, la diseñadora Janet Patterson debería aparecer en pantalla… pero en su lugar apareció una foto del productor australiano Jan Chapman que, por supuesto, estaba vivo.
 
2019
Antes de que los nominados fueran anunciados, la organización de los Oscars pidió a Kevin Hart que fuera el maestro de ceremonias de la gala. Poco después descubrieron que tenía un largo histórico de tweets homófobos y tuvieron que rectificar. Buena puntería, sí señor.
Regreso al contenido