Blog La Función Que Sale Mal: Propósitos para 2020 que no vas a cumplir y lo sabes - LA FUNCIÓN QUE SALE MAL

"¡LA COMEDIA MÁS DIVERTIDA JAMÁS VISTA EN BROADWAY!"
Vaya al Contenido
Propósitos para 2020 que no vas a cumplir y lo sabes

Una de las particularidades del Año Nuevo es esa lista de buenos propósitos, metas y objetivos que escribes en un papel y… Ahí se quedan, cogiendo polvo esperanzados hasta que un día los miras y dices “Ya para el año que viene…” A fecha 24 de enero. Estupendo, ahora te quedan 343 días para hacer el mal hasta el 2021. Hemos elaborado un ranking con los propósitos con más porcentaje de abandono.
No te asustes, lo más probable es que encuentres alguno en tu lista.
 
Ahorrar. Ahorrar dinero, del de verdad, no del monopoly, no te engañes. Suena el despertador, 7 de enero, llevas siete días de ahorro porque todavía te estás recuperando de la fiesta de Nochevieja y lo más que tu cuerpo se puede permitir es beber un vaso de agua del grifo. Sales a la calle dispuesto a no dejar que tu propósito se vea mancillado por nada ni nadie hasta que… Ahí está… Oh, ¿¿Cómo no lo habías visto venir?? Las… REBAJAS. La palabra REBAJAS tiene el maravilloso poder de hacerte creer al tercer escaparate en el que ves la palabra escrita que si compras más barato no estás gastando, estás AHORRANDO, entonces pasas por una tienda, ves un vestido de flamenca al 50% y dices: Dios mío, ¿qué hecho toda mi vida sin un vestido de flamenca? LO NECESITO. Fin del propósito.
 
Dejar de fumar. Otro de los más cotizados. Con toda tu buena voluntad, le pides a los Reyes Magos ese libro del que todo el mundo habla, que tiene casi cinco estrellas en Amazon y que a la amiga de la tía de tu vecina, por lo visto, le ha funcionado. Pero como no lo ves claro del todo, les pides también una sesión de hipnosis, esperando a que te hagan olvidar que hubo un día que empezaste a fumar. Bueno, si crees en los Reyes Magos, no vamos a ser nosotros quienes te quitemos la ilusión. Llega el día 6 de enero, abres tu libro con ilusión, lees el prólogo, paras un momento porque aun quedan regalos por abrir y… Eso es todo lo que les del libro. El resto del año pasa a formar parte del mobiliario de tu casa, ahí quietecito, siempre en su mismo sitio, sin sorpresas ni sobresaltos, hasta que un día lo ves, te haces consciente de que no vas a leerlo en tu vida y para paliar la culpa te dices “La vida son dos días, DE ALGO HAY QUE MORIR”. Fin del propósito.
  
Por último, llega la madre del cordero, la reina de todos los sueños rotos, el propósito con más índice de ghosting de todos los tiempos: hacer ejercicio. No es por desanimarte, pero se ha montado un negocio solo con toda la gente que se ha propuesto ir al gimnasio y nunca va: los gimnasios low cost. Dicen que ya te puedes desgravar la matrícula porque a efectos prácticos es como hacer una donación. Pero ¿qué te piensas? ¿Qué por apuntarte ya bajas de peso? Que no, que no. Olvídate, que la gente que va en enero al gimnasio no vuelve jamás. En enero se toman vacaciones los que van el resto de meses, porque es el único mes de todo el año donde no entra un alfiler. Eso explica que, de febrero a diciembre, funcione tan bien el reparto de 1.200 matriculados para veinte bicicletas. Quizás deberías empezar por algo más fácil… ¿Qué te parece andar los 200 metros que hay de tu casa al metro en lugar de coger el autobús? No sé si es mucha locura…
 
 
Nuestro propósito para este 2020 es que nos salga alguna función bien… Pero creo que no nos van a salir bien ni los saludos finales. Así que hemos decidido apostar por uno con el que no defraudaremos a nadie: que te diviertas como nunca cuando vengas a vernos. ¿Te vienes a celebrar con nosotros que este nuevo año probablemente no salga tan bien como esperamos pero con el que al menos nos reiremos de ello?

Regreso al contenido